Cachorrito

Supongan que delante de ustedes camina un carapijo y que de frente y a su encuentro (al del carapijo, no se hagan ilusiones) aparece una radiante y rubiabotil carapija. Los dos se enzarzan en una especie de baile/abrazo (bastante estúpido, en cualquier caso) y antes de darse un besito casto en los labios ella le suelta un «hola cachorrito» lo suficientemente alto como para que lo oyeran todos aquellos viandantes que circulaban por esa acera.

Es lo más pornográfico que he escuchado desde que me compararon a NV con La Casa Azul. No levantamos cabeza, no…

Koba

Suscríbete a nuestra lista de correo

Suscríbete a la nueva lista de correo para estar al día de nuestras actividades

¡Recibido! Revisa tu bandeja de entrada.