No, no es la del cadáver de Érika, sino la de esta mujer judía encarándose con las fuerzas de seguridad israelíes durante el desalojo de los asentamientos en Palestina la que se ha llevado el Premio Pulitzer. La foto es de Oded Balilty.

(Vía: 20 Minutos)

Suscríbete a nuestra lista de correo

Suscríbete a la nueva lista de correo para estar al día de nuestras actividades

¡Recibido! Revisa tu bandeja de entrada.